Cómo registrar marca y logo: guía completa

Cómo funciona el registro de marca: guía completa

Qué es el registro de una marca y logo

El registro de marca es un proceso administrativo por el cual una persona física o jurídica reivindica que un signo determinado la representa —es decir, que distingue su producto o servicio frente a los de competidores— y, por tanto, solicita protegerlo oficialmente obteniendo el derecho de uso exclusivo.

Para registrar la marca, hay que tramitar una solicitud ante el organismo que corresponda. Este variará en función del nivel territorial donde se quiera proteger. Por ejemplo, para registrar una marca en España, hay que dirige a la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Existen varios tipos de marcas y uno de ellos es el logotipo. Por lo tanto, el registro de un logo es el registro de una marca, en este caso, una marca figurativa.

Registrar o patentar un logo y marca: ¿qué diferencias hay?

A menudo se confunden los términos registrar y patentar. Cuando hacemos referencia a un signo distintivo como es una marca el término correcto es “registrar una marca” y no “patentar una marca”. Tal y como indica la Ley de Patentes, solo se pueden patentar invenciones de aplicación industrial, es decir, aparatos, mecanismos, instrumentos, productos, etc. Así que, en dicha clasificación, las marcas no son subsumibles.

Por tanto, una marca no se puede patentar, sino que se debe registrar. Asimismo, una marca también debe diferenciarse de otros activos de Propiedad Industrial e Intelectual como son los diseños industriales o los derechos de autor.

A grandes rasgos, las marcas indican a los consumidores el origen de los productos, los diseños muestran el aspecto específico de los productos. Los derechos de autor abarcan creaciones artísticas como libros, música, pinturas o películas y las patentes protegen los inventos técnicos en todos los campos de la tecnología. Estos son todos los principales Derechos de Propiedad Industrial e Intelectual que podemos proteger en España y en la Unión Europea.

Marca: qué es y qué tipos existen

La marca es un signo distintivo que confiere a su titular el derecho exclusivo de utilizarlo en el tráfico económico, e impedir a otros la utilización de signos distintivos idénticos o similares para productos o servicios idénticos o semejantes.

Por tanto, la marca es un signo que permite a los empresarios distinguir sus productos o servicios frente a los productos o servicios de sus competidores.

Existen varios tipos de marcas según el formato del signo que se protege:

  • Marca denominativa: es la que está formada exclusivamente por palabras o letras, números u otros caracteres tipográficos habituales o una combinación de los mismos que pueda escribirse. Ej.: la palabra ADIDAS.
  • Marca figurativa: es aquel signo formado por caracteres, estilización o disposición especiales o con una característica gráfica o un color. Ej.: el swoosh de Nike. Un logo se considera una marca figurativa.
  • Marca figurativa con elementos denominativos o marca mixta: marcas que consisten en una combinación de elementos verbales y figurativos. Ej.: la marca Fujitsu.
  • Marca tridimensional o de forma: la marca consiste en una forma tridimensional. Puede consistir en recipientes, material de envase, el propio producto o su aspecto. Ej.: la botella de Coca Cola.
  • Marca de posición: esta marca consiste en la manera específica en la que se coloca o figura en el producto. Ej.: el color rojo en la suela de un zapato de tacón (Louboutin).
  • Marca patrón: este tipo de marca consiste exclusivamente en un conjunto de elementos que se repiten periódicamente. Ej.: el estampado de cuadros de Burberry.
  • Marca de color: consiste exclusivamente en un solo color.  Ej.: el azul de Tiffany & Co.
  • Marca sonoras: consiste exclusivamente en un sonido o una combinación de sonidos. Ej.: el rugido del león de la Metro-Goldwyn-Mayer.
  • Marca de movimiento: esta marca consiste o incluye un movimiento o un cambio en la posición de los elementos de una marca.
  • Marcas multimedia: esta marca consiste en, o incluye, una combinación de imágenes o sonido. Ej.: la N de Netflix al empezar un episodio.
  • Marca de holograma: esta marca está compuesta por elementos con características holográficas.
Ubilibet - Cómo registrar una marca y logo - Tipos de marca
Ejemplos de tipos de marca

Ventajas de registrar una marca

Por un lado, tener una marca otorga el derecho a licenciarla, es decir, el titular puede ceder a un tercero los derechos de uso y explotación de su marca en el mercado a cambio del pago de un precio o canon (royalties). Es importante destacar que en una licencia el titular no transfiere la titularidad de su marca.

Por otro lado, también implica la posibilidad de prohibir a terceros que usen una marca registrada sin consentimiento. También permite prohibir el uso de marcas que sean idénticas o muy similares y que puedan confundir a los consumidores en el mercado. Hoy en día es muy común encontrar terceros que suplantan la identidad de marcas conocidas introduciendo ligeros cambios para cometer fraudes (e.g. falsificaciones o actos de phishing).  De detectar algún abuso, se pueden tomar medidas legales para detenerlo y obtener protección, así como en algunos casos hasta se podría recibir una compensación. Por ejemplo, en Ubilibet ponemos a tu alcance tecnología avanzada para monitorizar Internet y desactivar el contenido online que infrinja tus derechos.

¿Puedo registrar mi nombre como marca?

Sí es posible registrar un nombre propio como marca. La marca puede estar formada por el nombre de pila, los apellidos o una combinación de ambos. En todo caso, el nombre debe tener suficiente carácter distintivo y no debe crear confusión con una marca registrada anterior.

En este sentido, la Ley de Marcas puntualiza que no podrán registrarse como marcas el nombre, apellido, seudónimo o cualquier otro signo que para la generalidad del público identifique a una persona distinta del solicitante.

Pasos a seguir para registrar una marca

A la hora de registrar una marca hay que conocer de antemano aspectos clave que van a influir en el proceso de solicitud. A continuación, os detallamos los pasos más importantes:

Definir la marca

En primer lugar, hay que determinar el nombre de la marca e identificar la actividad principal que realiza el titular. Esto es clave para indicar lo siguiente:

  • Qué tipo de marca debemos registrar: denominativa, figurativa, mixta, de posición, etc.
  • Definir con anterioridad qué clases comprendidas en la Clasificación de Niza son de nuestro interés en función de la categoría profesional o sector de actividad al que se dedica el titular de la marca.
  • A qué escala se va a utilizar la marca: nacional, comunitario o internacional. La marca solo va a tener protección allí donde la registremos (principio de territorialidad), por tanto, es importante definir la estrategia para saber ante qué oficina debemos solicitar el registro. En este caso, si queremos proteger la marca únicamente en España, tendremos que dirigirnos a la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Estudio de viabilidad

Una vez tengamos claros estos tres puntos, es importante realizar un estudio de viabilidad para comprobar que no existen marcas registradas idénticas o muy similares que puedan constituir un obstáculo para el registro de la marca.

Generalmente, en la página web de las oficinas de registro de cada país se ofrece la posibilidad de consultar una marca registrada. Así podemos realizar un primer análisis básico sobre nuestros planes de registro de marca.

No obstante, el estudio de viabilidad es indispensable para minimizar los riesgos del posible suspenso de la marca con la correspondiente pérdida de tasas. Por lo tanto, es altamente recomendable contratar un servicio de investigación previa especializado que nos identifique posibles problemas o conflictos. En Ubilibet contamos con un equipo de expertos que os pueden ayudar con este trámite, podéis contactar con nosotros para realizar un estudio de viabilidad.

Estrategia de registro

Para aquellos casos en los que se quiera solicitar un registro de marca en múltiples países, es relevante planificar una estrategia de registro. Hacerlo nos permitirá simplificar el proceso, puesto que podemos optar por realizar una solicitud país a país, realizar un registro a nivel comunitario (Unión Europea) o realizar un registro internacional.

Cada país dispone de un proceso administrativo y unas tasas particulares, por lo que optar por trámites que engloben múltiples países significar realizar todas las solicitudes en un solo trámite.

No obstante, también tiene sus desventajas. Realizar una solicitud a nivel comunitario o internacional significa solicitar un registro de marca base en cada país. Puede suceder, por ejemplo, que en alguno de los países en los que queramos registrarla esté disputada o conlleve algún tipo de conflicto que acabe tumbando la solicitud en ese país. Esto significa iniciar de nuevo la solicitud en ese país.

En Ubilibet tenemos experiencia registrando marcas para empresas de todos los perfiles y sectores, conocemos cómo funciona el trámite en todos los países y sus triquiñuelas, por lo que siempre recomendamos trabajar con un proveedor os facilite la tarea.

Nuestro servicio de registro de marca puede ayudaros tanto con la planificación de la estrategia como con todas las gestiones antes, durante y después de tramitar la solicitud. No dudes en enviarnos tus consultas.

Tramitar la solicitud

Teniendo claro todo lo anterior, el paso final es la tramitación de las solicitudes. En el caso de España, los datos mínimos para la presentación son:

  • Declaración de que se solicita una marca.
  • Identificación y firma del solicitante.
  • Representación de la marca que se va a solicitar.
  • Enumeración de los productos o servicios a los que se aplicará.

Generalmente, los trámites no varían mucho entre países, pero sí existen algunos casos muy particulares. Por ejemplo, en Estados Unidos, se requiere del Proof of use (prueba de uso), demostrando que la marca está siendo utilizada en el mercado.

Recibida la solicitud, el órgano competente examina si contiene los datos mínimos, si se ha presentado en los formularios adecuados y estos están debidamente cumplimentados, y si el solicitante está legitimado para ser titular. Si hay algún problema, se le comunica para que lo subsane. Si todo está correcto, se remite a la oficina de registro y pasa una serie de exámenes para comprobar su licitud.

Procedimiento de registro de marca europea

La marca de la Unión Europea protege un signo distintivo en todos los Estados Miembros de la Unión Europea y la solicitud se realiza ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO). Optar por una marca de la UE tiene sentido si se opera en toda la Unión o en varios Estados Miembros; en cambio, si se opera únicamente en un Estado Miembro, sería mejor solicitar una marca directamente en la oficina nacional de Propiedad Intelectual correspondiente.

Nuestros abogados os pueden ayudar a diseñar vuestra estrategia en función de vuestros planes de negocio para evitar sobredimensionar vuestras necesidades, sin que repercuta en el crecimiento de la empresa.

Procedimiento de registro de marca internacional

La marca internacional se encuadra dentro de un sistema de registro de marcas para países que están integrados en el Sistema de Madrid. Es importante destacar que la marca internacional no es una marca que sea registrable en todo el mundo, sino únicamente en los países integrados en el mencionado Sistema de Madrid. Con una única solicitud, en un único idioma y pagando una única tasa a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) se puede obtener protección en multitud de países; además, esta protección se puede ampliar posteriormente a otros países miembros del sistema por medio de una extensión territorial.

No es posible solicitar una marca internacional de forma directa, sino que es necesario que el solicitante sea titular de una o varias marcas anteriores en un país miembro del Sistema para que sirvan de base para la marca internacional.

Una consulta habitual es el precio de registrar una marca internacional. Así como el registro internacional se realiza bajo una única tasa, el coste de ésta incluye los precios marcados por los distintos países en los que queremos registrar la marca. Es decir, el precio de registrar la marca internacional variará en funciona de en cuántos países vayamos a registrarla y de sus propios precios establecidos. La WIPO (World Intellectual Property Organization) ofrece una calculadora de tasa muy útil para conocer cuánto nos va a costar la marca internacional en base a nuestros planes.

Si tienes dudas sobre cómo registrar tu marca internacional nuestro equipo de expertos te ayudará y te asesorará.

¿Por cuánto se concede una marca? ¿Cómo se hace una renovación de marca?

La marca se concede para diez años a contar desde la fecha de solicitud. A los diez años, la marca debe renovarse para los siguientes diez años y de esta forma se puede ir renovando indefinidamente.

Para solicitar la renovación de un registro de marca debe solicitarse en los formularios habilitados al efecto y abonar la tasa de renovación. Todo ello se debe hacer en los 6 meses anteriores a la fecha en que expire el período para el que fue concedido el registro, sin embargo, también se puede hacer en los seis meses siguientes pagando un recargo.

Registra tu marca y protégela con Ubilibet

En Ubilibet contamos con un equipo especialista en el registro y la protección de marca que te ayudará a definir la mejor estrategia para tu negocio teniendo en cuenta vuestra actividad y las particularidades de la oficina de registro de cada país. Además, nuestros especialistas también pueden asesorarte sobre cómo vigilar tu marcan en Internet y protegerla frente a terceros en caso de infracción.

Contacta con nosotros

¿Tienes dudas o consultas? Si necesitas que nuestro equipo experto te asesore en el registro de tu marca, rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo para ayudarte.

Ir arriba